jueves, 5 de abril de 2012

¡¡¡Esto si que tiene arte!!!!




Cuando a principio de temporada ya creíamos que las gestas estaban definidas, un servidor se brinda a apretarse entre pecho y espalda 6 torrijas 6, todo un gesto de cortesía si la proposición es dejar alguna sin tocar y compartir con el resto de mi familia (reto difícil pero no imposible) y no es que sea un egoísta y no me guste compartir, pero soy demasiado goloso.
Y es que el comer es un arte, al igual que el de cocinar, sobre todo, si las cosas se hacen bien y por derecho…
Hoy, rompiendo un poco la monotonía del blog, pues entre toro y toro os desvelo un secreto mío, que es la cocina. La verdad es que hacia un tiempo que no me metía en faena, pero con esto de la semana santa me ha entrado el gusanillo de hacer “algo” y que mejor que unas torrijas para seguir la tradición.
Mi receta es la siguiente.
Pongo a cocer un litro y medio de leche con una ramita de canela, un poco de cascara de limón y un poco de esencia de vainilla. Una vez que ha roto a hervir la leche la dejo que se enfrié, y una vez  fría la pongo en una fuente rectangular y voy mojando las rebanadas de pan. Una vez que tengo 4 rebanadas empapadas las rebozo en huevo batido y directamente a la sartén con el aceite muy muy caliente.  Una vez que están doradas las torrijas las meto en una fuente con azúcar y canela y después a otra fuente vacía que es donde las voy a ir depositando. Una vez fritas y frías todas las torrijas hago un poco de almíbar con miel.
Para hacer el almíbar mezclo un poco de miel con agua, lo meto en un microondas y listo.
Ya sé que lo mío no es escribir recetas pero….  

10 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Diego:
Esto sí que te hace un gran tío. Vamos que estoy por pedirte de salir y todo.
Un saludo

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Que cuando me sale el duende y el arte me meto en la cocina y sin una receta en la mente soy capaz de improvisar y de cualquier cosa hacer un plato exquisito, y no es broma. Eso si, pedirme salir no, que de momento me gustan las mujeres!!
Un saludo.

MARIN dijo...

Te podias haber bajado por aqui estos dias macho!!. A mi que gusta la semana santa y a ti que te gusta la cocina... la que nos hubiesemos pegado quillo!!!

Un saludo crack

Enrique Martín dijo...

Dirgo:
Tranquilo, me opero y me tiño de rubia.

Diego Cervera Garcia dijo...

Marin:
No lo dudes, pero te digo una cosa, cualquier fecha es buena para bajar a Trigueros y hacer una comilona y de postre unas torrijas. Ademas, tenemos El Mani y yo un viaje pendiente, y yo con arroz, una carnicería, especias y algo mas, me invento una receta que os podéis chupar los dedos, porque lo mio es la improvisación en la cocina y de la nada te hago un plato de puerta grande y te puedo asegurar que no es broma....
Un abrazo.

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Sigues sin convencerme!! me siguen gustando las mujeres y esto no puede cambiar nunca...el dia que me dejen de gustar las mujeres y los toros, y otras tantas cosas cosas mas que me definen perfectamente, no seré yo y mi vida no tendría sentido. Mientras tanto, tenéis Diego para rato.
Un saludo.

Iván dijo...

Me gustó la entrada de tu blog.
Cómo para no gustarme jaja.
Saludos!

Diego Cervera Garcia dijo...

Iván:
Pues lo mejor de todo es el sabor, de echo que de la fuente de torrijas que hice ya no queda ninguna, con lo cual esta tarde are otra tanda...
Un abrazo!!

Aficionado dijo...

Sr. Cervera, recuerda cuando el año pasado televisaron por el plus un festejo sin caballos desde Moralzarzal?... En el actuó un muchacho de 15 años que por hacer un desplante al becerro, dándole un puñetazo, usted dijo en la radio que tenían que expulsarle fulminantemente de la escuela por faltar el respeto al animal.
Que habría que hacer, con tíos hechos y derechos, que algunos llegan a los cuarenta, y andan de plaza en plaza subiéndose a los lomos de los animales cual monos de “circo” llamándose recortadores y creyéndose mas que el mismo Manolete? ….. A estos a donde habría que mandarles……. Estos no son recortadores?, son “saltimbanquis y equilibristas de circo”, que tan solo les mueve “la pela” y vivir del cuento. Lo mismo los ves de pastores en los encierros, como de directores de lidia, como llevando carretones en los encierros infantiles, como haciendo el “indio” en un espectáculo cómico, como de “presuntos” banderilleros, o también de empresarios-organizando concursos…….. Todo les vale.
Enhorabuena por la entrevista a Sánchez Vara. Un gran profesional a la vez que honesto y honrado. Metido en el mundo del toro desde los nueve años, ahora a sus treinta y uno, según él, seguro que no va en Mercedes y que tampoco tiene ninguna finca. En cambio es rico en respeto y se le puede llamar TORERO porque se lo ha ganado en la plaza y merece que los buenos aficionados vayan a verlo hoy a Cenicientos, como el dijo, la capital del valle del terror, aunque yo lo llamo el valle del honor, para ver como un torero se juega la vida quedándose quieto dando el pecho y ofreciendo las femorales ante toros “que ya salen lidiados”………, como el de José Escolar en Valencia con cinco años, seiscientos cincuenta kilos en los lomos y que fue cinco veces al caballo.
Es posible que esta tarde, Sánchez Vara, salga a hombros de los “capitalistas” en Cenicientos a grito de torero, torero, torero,……..después de jugarse la vida con seis tíos, eso si no mata también al sobrero de Saboya (antiguo apoderado suyo). Y de lo que si estoy seguro es que saldrá con los bolsillos vacios de dinero, igual que tantos y tantos toreros “modestos “que se juegan la vida cada tarde por las plazas de España, tan solo por afición, y que vuelven a casa sin un duro. Eso si algún sinvergüenza encima, que los hay, no les pide dinero encima. No todos los toreros son el G10.
Ve Sr. Cervera, por Sánchez Vara y por tantos y tantos toreros modestos como el que se juegan la vida cada tarde sin trampa ni cartón, por él y por los demás, si merece la pena desarrollar un trabajo de final de curso. Y a todos ellos se les puede llamar TORERO igual que a otros “titiriteros”. Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
Un saludo.
Las torrijas tienen muy buena pinta, sí señor.

(texto enviado el 6/4/2.012 a las 8h.)

Diego Cervera Garcia dijo...

Aficionado:
A esto mismo ya le conteste en la anterior entrada.
Un saludo.